Aumento del espacio entre caracteres, ¿útil para alumnos con dislexia?

En el año 2012 sucedió algo muy curioso: tres equipos de investigadores publicaron trabajos en los que habían valorado las mejoras que se obtenían en la lectura aumentando el espacio entre las letras. Los tres trabajos fueron:

En los tres casos, el aumento de los espacios entre letras producía efectos en la lectura de personas con dislexia: disminución del número de errores, mejora de la velocidad de lectura o de reconocimiento de palabras, mejora de la comprensión o reducción de la duración de las fijaciones oculares.

Interesados por estos resultados, realizamos nuestro propio estudio, que acaba de publicarse en la revista Eduser con el título de Aumento del espacio entre caracteres: ¿mejora la lectura de alumnos con dificultades? Además de revisar otros trabajos publicados después de 2012, intentamos replicar el tercero de los estudios que hemos presentado al principio, del equipo de Marco Zorzi, y que fue el que tuvo mayor repercusión mediática.

Las dos versiones del texto

A 14 alumnos de 1º a 3º de primaria con dificultades de lectura les presentamos el mismo texto en dos ocasiones. Se trataba de un texto difícil para ellos: una información sobre el arquitecto Gaudí, extraída de un libro de matemáticas de 5º de primaria. En una ocasión lo leían escrito con una fuente Times New Roman 14 con espaciado estándar, y en otra lo leían aumentando el espaciado a 5,2 puntos y con interlineado doble. La mitad de los alumnos leyó primero el texto con espaciado estándar y la otra mitad leyó primero el texto con aumento del espaciado.

Al analizar el número de errores cometidos, la velocidad de lectura y el número de palabras correctas por minuto, no se encontraron diferencias significativas en la lectura con espaciado estándar o aumentado. Este resultado es contrario a los obtenidos en las investigaciones que se publicaron en 2012.

Se nos ocurren dos explicaciones para esta discrepancia: una es el pequeño tamaño de nuestra muestra, aunque era suficiente para detectar efectos como los encontrados en los estudios anteriores. Otro es que empleamos un texto complejo, mientras que los estudios anteriores utilizaban textos sencillos.

Deja un comentario

Archivado bajo Dislexia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s