Tag Archives: Enseñanza de la lecctura

Edad de enseñanza de la lectura. Volviendo sobre el tema

20 Nov
Nuria Gutiérrez. Foto enlazada de Researchgate

Nuria Gutiérrez. Foto enlazada de Researchgate

Recientemente presenté en el blog el libro Modelo de respuesta a la intervención, coordinado por Juan E. Jiménez. En esta ocasión, quiero presentar algunas ideas del capítulo 3, escrito por Nuria Gutiérrez y el propio Juan E. Jiménez. Este capítulo trata sobre la lectura y sus dificultades de aprendizaje y me pareció interesantísima la sección 3.5, sobre detección e intervención tempranas. El libro es fácil de encontrar en tiendas y bibliotecas, incluso se puede adquirir en formato electrónico, así que quien quiera puede leer este punto (y otros). Yo me voy a limitar a destacar algunas ideas. No todas ellas son directamente de los autores; a veces están haciendo referencias a otros trabajos, pero no lo voy a señalar aquí.

  • El aprendizaje de la lectura requiere del dominio de diferentes habilidades, que a su vez precisan la especialización de los circuito neuronales implicados en ellas.
  • Investigaciones recientes demuestran que las habilidades lectoras se benefician de la práctica y la estimulación tempranas, siendo más fácil crear conexiones entre los sistemas funcionales del cerebro para el lenguaje oral y la lectoescritura alrededor de los 6 años.
  • Antes de la edad de 5 años y de comenzar la lectura formal, se debería estimular a los niños con actividades apropiadas para su nivel de desarrollo, que faciliten la lectura posterior.
  • La intervención temprana en las habilidades lectoras está justificada desde un punto de vista cerebral, cognitivo y conductual. Ofrecer una intervención basada en la evidencia científica de forma temprana facilita el desarrollo de los sistemas neuronales que subyacen a la lectura experta.
  • La estimulación temprana mediante las actividades adecuadas, especialmente para los niños con perfil de riesgo de presentar dificultades lectoras, es más beneficiosa que simplemente esperar a que las estructuras cerebrales maduren sin realizar ningún tipo de estimulación.