Archivo de la etiqueta: Competencia lectora

2018. Año PISA

Una peculiaridad de las evaluaciones PISA es que conocemos sus resultados entre uno y dos años después de que se realicen las pruebas. Como hasta ahora los resultados en los países hispanohablantes han sido entre medios y muy bajos, lo habitual es que al presentarse y conocerse por los medios de comunicación se cree una corriente de insatisfacción y una demanda de trabajar para mejorar el rendimiento de los alumnos en esta prueba que, surge cuando queda un tiempo bastante limitado para conseguir mejoras.

Los resultados de PISA 2015 se presentaron en diciembre de 2016 y la próxima edición de la prueba se realiza durante el año 2018. Al igual que sucedió en 2000 y en 2009, la evaluación de 2018 se centrará especialmente en la competencia lectora. Con este motivo, se ha revisado el marco de referencia de la evaluación de la lectura en PISA, introduciéndose algunos cambios notables.

Definición de competencia lectora

Para PISA 2018, la competencia lectora es la comprensión, el uso, la evaluación, la reflexión y el compromiso con los textos con el fin de alcanzar los propios objetivos, desarrollar el conocimiento y el potencial personales, y participar en la sociedad. El compromiso con los textos, como parte de la competencia lectora se introdujo en la definción de 2009, ya que en la de 2000 no se había incluido. En el cambio actual se ha introducido un nuevo concepto, que es el de evaluación de los textos. Pero un cambio muy importante, que puede pasar desapercibido es que en la definición de de 2018 se ha eliminado una palabra. En 2000 y 2009 se comprendían y usaban y se reflexionaba sobre los textos escritos, pero, en 2018, todo esto (además de la evaluación) se hace con los textos. En la definición ha desaparecido la palabra “escritos”.

Al explicar este cambio, el marco de referencia deja claro que no se trata de abarcar los textos orales o audiovisuales, pero sí que incluiría mapas, diagramas, tablas, gráficos o tiras cómicas que incluyan lenguaje escrito.

Importancia de la lectura electrónica

En la edición de 2009 las pruebas PISA incluyeron una evaluación de la lectura digital (PISA-ERA). En 2015 comenzó la administración electrónica de las pruebas, siendo posible que los países participantes eligieran si realizarla en papel o por ordenador. PISA 2018 se realizará con ordenadores, combinando la lectura y comprensión de textos con habilidades para la solución de problemas de información, como realizar búsquedas o leer hipertextos.

Nuevos procesos de lectura

PISA 2018 considera procesos de lectura como la evaluación de la veracidad del texto, la búsqueda de información y la lectura e integración de múltiples fuentes, de modo que los procesos de lectura que evalúa serán:

Localizar información

  • Acceder y recuperar información dentro de un texto.
  • Buscar y seleccionar texto relevante.

Comprender

  • Representar el significado literal.
  • Integrar y generar inferencias.
  • Integrar información de textos múltiples.

Reflexionar

  • Evaluar la calidad y la credibilidad.
  • Colaborar y manejar el conflicto.
  • Reflexionar sobre el contenido y la forma.

Participantes hispanoamericanos

Los países hispanoamericanos que participarán en PISA 2018 son: Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, España, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Evaluaciones internacionales, Uncategorized

La lectura en PISA 2015. España y países hispanoamericanos.

Los medios de comunicación ya han dado cuenta de los resultados de PISA 2015. La evaluación se centró en la competencia del alumnado en ciencias, pero, como en todas las ediciones anteriores, también se evaluaron la competencia matemática y lectora.

Antes de ponerme a exponer y comentar resultados, recuerdo algunas cuestiones importantes de esta evaluación:

  • PISA evalúa a alumnado de 15 años, con independiencia del curso en que se encuentren.
  • Su objetivo es valorar los resultados de los sistemas educativos, no de los alumnos en particular. Cada alumno contesta una selección de items de evaluación y no todos los alumnos realizan los mismos items.
  • PISA recoge otras informaciones en cuestionarios que realizan los alumnos y los centros escolares. En algunos países también se han empleado cuestionarios para padres. Con esa información, se establecen relaciones entre el rendimiento de los alumnos y distintos factores sociales o escolares. La OCDE publica una gran cantidad de material con esos análisis. Sobre PISA 2015 ya se han publicado dos volúmenes y hay otros tres en preparación.
  • Las pruebas se construyen de forma que la media de la evaluación esté en 500 puntos. Esto hace que los resultados numéricos de un sistema educativo no solo dependan del rendimiento que obtengan sus alumnos, sino también de los resultados obtenidos por los otros países. En PISA 2012 participaron 65 países o economías, mientras que en PISA 2015 el número de participantes ha aumentado hasta 72. Entre los nuevos participantes encontramos: Algeria, República Dominicana, Georgia, Kosovo, Líbano, la antigua Macedonia, Malta, Moldavia, República Popular China o Trinidad y Tobago. También ha habido abandonos, como el de Chipre o Serbia. Curiosamente, la lista de participantes de PISA 2015 no incluye a España.

Este último punto tiene su importancia, ya que muchos medios de comunicación españoles se han centrado en la situación del país con respecto a la media y la media depende de los resultados de todos los participantes, que no son los mismos en cada edición de PISA. En este sentido, resulta mucho más estable la media de los países de la OCDE, aunque no sé hasta que punto se puede ver afectada por los cambios en los países participantes.

Los resultados de los países de lengua española en la prueba han sido:

  • Chile: 459
  • Colombia: 425
  • Costa Rica: 427
  • España: 496
  • México: 423
  • Perú: 398
  • República Dominicana: 358
  • Uruguay: 437

España es el único que se sitúa en la media de la OCDE, mientras que los países americanos están por debajo de ella. Los resultados españoles no se diferencian estadísticamente de los de Suecia, Dinamarca, Francia, Bélgica, Portugal, Reino Unido, Taipei, Estados Unidos, Rusia,  Regiones Chinas o Suiza.  De los países que en PISA 2009 obtenían resultados similares a los de España, sólo Eslovenia ha conseguido resultados mejores en PISA. En cambio, Latvia, República Checa, Croacia, Italia, Israel, Grecia y Eslovaquia están obteniendo peores resultados que España en la última edición de la prueba. Comparando los resultados de 2009 y 2015 se observa que en España aumenta el número de lectores en los niveles más altos de competencia, mientras que disminuye el número de los que están en los niveles más bajos.

Además, hay distintas comunidades o regiones que han participado en PISA 2015 con muestras diferenciadas que les permiten obtener resultados propios. En los países hispanohablantes han participado varias regiones españolas, colombianas y, además, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un caso peculiar porque Argentina no ha participado en PISA 2015.

  • Aragón: 506
  • Asturias: 498
  • Cali: 432
  • Cantabria: 501
  • Castilla la Mancha: 499
  • Castilla y León: 522
  • Cataluña: 500
  • Ciudad Autónoma de Buenos Aires: 475
  • Comunidad Valenciana: 499
  • Extremadura: 475
  • Galicia: 509
  • Islas Baleares: 485
  • Islas Canarias: 483
  • La Rioja: 491
  • Madrid: 520
  • Manizales: 449
  • Medellín: 451
  • Murcia: 486
  • Navarra: 514
  • País Vasco: 491

El primer volumen de los informes publicados por la OCDE considera que Perú, España, Colombia, Uruguay y Chile han mejorado sus resultados en lectura respecto a PISA 2009 o PISA 2012, mientras que los resultados de Costa Rica han empeorado.

pisa-trends

Sin embargo, a pesar de que muchos medios de comunicación se han apresurado a señalar una mejora en los resultados españoles, Los análisis sobre la evolución de los resultados desde 2000 hasta 2015 sitúan a España en el grupo de países que no muestran ninguna tendencia clara. Los 493 puntos obtenidos por España no son mucho más que los 492,55 que obtuvo en PISA 2000.

5 comentarios

Archivado bajo Evaluaciones internacionales

Escolarización temprana y comprensión lectora

Quiero comentar dos trabajos sobre la influencia de la educación infantil en el rendimiento escolar futuro centrándome, claro está en el rendimiento en comprensión lectora.

Datos de PIRLS

El primer trabajo está publicado el Boletín de Educación, 11, y fue realizado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa y el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra. Se trata, como se indica en el título, de un análisis de datos obtenidos en la evaluación internacional PIRLS.

El informe elaborado a partir de PIRLS 2011 pone de manifiesto que al comenzar la educación primaria muchos niños ya son capaces de realizar tareas de lectura porque sus padres les han enseñado a realizarlas o porque las han aprendido en la escuela infantil.

En la evaluación PIRLS se preguntaba a los padres de los participantes si al entrar en la enseñanza primaria sus hijos eran capaces de:

  1. Reconocer la mayor parte del alfabeto.
  2. Escribir algunas letras del alfabeto.
  3. Leer algunas palabras.
  4. Escribir algunas palabras.
  5. Leer frases completas.

Los alumnos que tenían estas cinco habilidades obtenían en la prueba PIRLS (realizada cuando cursaban 4º curso de primaria) una puntuación superior a la de los alumnos que las habían adquirido parcialmente y, sobre todo a la de los alumnos que no eran capaces de realizarlas. España, Rumanía, Lituania y Finlandia eran los países en que las diferencias entre estos grupos eran más acusadas.

Se han relacionado dos variables: nivel de lectura antes de entrar en primaria y resultado en comprensión lectora al cursar 4º de primaria, pero esto no indica necesariamente que la enseñanza de la lectura durante la educación infantil produzca mejoras en el rendimiento en lectura en primaria. En primer lugar, como se ha sugerido antes, no sabemos si esos niños habían aprendido a leer porque se les había enseñado en la escuela (aunque es algo bastante probable) o porque les habían enseñado sus padres.

En segundo lugar, al no controlarse otras variables, no sabemos si la relación identificada se explica, simplemente, porque los niños que tienen más facilidad para aprender a leer (los que no tienen dificultades de aprendizaje, los que tienen mejor capacidad intelectual, provienen de situaciones socio-económicas favorables o reciben más apoyo de sus familias) son los que mejor leen posteriormente, independientemente de que se les haya enseñado a leer o no en la educación infantil.

Datos de la evaluación de diagnóstico de 2009

El segundo estudio que comento se titula Escolarización temprana, trimestre de nacimiento y rendimiento educativo en primaria. Se trata de un análisis realizado con datos de la evaluación de diagnóstico de 2009, que se realizó a todos los alumnos de 4º de primaria.

En este caso, la escolarización temprana era la anterior a los 3 años (primer ciclo de educación infantil) ya que, en España, la mayor parte de la población está escolarizada entre los 3 y los 5 años (segundo ciclo de educación infantil), aunque no se trate de una etapa obligatoria.

Trimestre de nacimiento

En la prueba de comunicación lingüística (comprensión lectora y expresión escrita) los participantes alcanzaron una puntuación media de 500 puntos. Al analizar sus resultados según el trimestre en el que habían nacido, los nacidos entre enero y marzo obtuvieron, como media 514 puntos, los nacidos entre abril y junio 510 puntos, los nacidos entre julio y septiembre 500 puntos y los nacidos entre octubre y diciembre 491 puntos.

Escolarización temprana

Pero el dato más interesante aparece al combinar el trimestre de nacimiento con la escolarización o no escolarización en el primer ciclo de educación infantil: los alumnos que no estuvieron escolarizados obtienen -en 4º de primaria- puntuaciones más bajas en competencia lingüística que sus compañeros nacidos en el mismo trimestre del año.

Esta imagen (enlazada desde ineeblog) muestra muy bien las diferencias:

Comentario

Me pierdo bastante al tratar de interpretar las regresiones multinivel, pero creo que no se estudia la interacción entre escolarización temprana y nivel social, económico y cultural de las familias. Se trata de algo importante por dos motivos:

  1. Las regresiones encuentran una relación (bastante predecible) entre el rendimiento en 4º y distintas variables de la familia como el ISEC, pertenecer a familia monoparental, ser inmigrante o hablar en casa un idioma distinto al de la escuela.
  2. El estudio documenta cómo la escolarización temprana es menor cuanto menor es el ISEC de la familia.

Son dos buenas razones por las que se pueden plantear la hipótesis de que los supuestos beneficios atribuidos a la escolarización temprana podrían ser, en realidad, el efecto del mejor nivel social, económico y cultural de las familias que escolarizan tempranamente a sus hijos. Como indico, esto es simplemente una hipótesis.

1 comentario

Archivado bajo Competencias básicas, Evaluaciones internacionales, Evaluaciones nacionales