Archivo de la etiqueta: 1º de primaria

Cinco programas de tutorización individual para prevenir problemas de lectura

Para evitar decepciones tengo que comenzar avisando de que se trata de cinco programas de tutoría individual en inglés. No podremos aplicarlos directamente, pero es posible que podamos aprender cosas útiles de los procedimientos que siguen.

Barbara Wasik y Robert Slavin, del Centro de Investigación sobre Escolarización Eficaz para Alumnos en Desventaja, de la Universidad John Hopkins, han publicado una revisión sobre cinco programas de tutorización individual. Los cinco programas son:

Grabado de Jacob de Gheyn

Grabado de Jacob de Gheyn

Wasik y Slavin localizaron 16 investigaciones en las que se evaluaba el uso de estos programas, con instructores adultos y dirigidos a alumnado de 1º de primaria. En el artículo proporcionan información acerca de los cinco programas, el modelo de lectura en el que se basan, el tipo de intervención que realizan, la formación que necesitan sus aplicadores y los resultados que ofrecen.

En general, estos programas producen efectos positivos sustanciales y, según los estudios de seguimiento, parecen ser efectos perdurables. Los resultados son mejores en los programas que trabajan más aspectos de la lectura (percepción, conocimientos sobre la lectura, descodificación, corrección de errores de precisión, fluidez, comprensión…). Los resultados también son mejores si los programas son aplicados por profesores con formación en el programa que se esté utilizando que si son aplicados por voluntarios.

Los autores de la revisión van un poco más allá y se plantean que estos programas podrían ser eficaces pero insostenibles por su excesivo coste ya que son intervenciones que necesitan muchos recursos. Para ofrecer una orientación sobre la relación entre el coste y el beneficio de los programas de tutorización individual, Wasik y Slavin los comparan con otras alternativas. Los beneficios producidos en la lectura por el uso de la tutorización individual son mayores que los de reducir el número de alumnos en las aulas a la mitad o los de incluir un profesor ayudante en el aula.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Dislexia, Enseñanza inicial de la lectura, Intervención basada en evidencias, Revisión sistemática, Tutorización individual

Instrucciones de colores

En esta entrada pongo un material que preparé el año pasado con Estela López Nicolás y Karen L. Benites Mantilla. Se trata de unos cuadernillos con las páginas divididas en tres partes que se pueden mover independientemente. El alumno encuentra una instrucción, por ejemplo “marca el número repetido” o “completa el dibujo diferente”. Esa instrucción varía según como se combinen las tres partes de la página, aunque siempre tiene la misma estructura: acción + objeto + especificación.

CAM01016

Cuando la orden que tiene que hacer el alumnos implica algún tipo de respuesta gráfica o escrita (copia, suma, completa…), la página que se ha formado ya le ofrece un lugar donde dar la respuesta, con un rotulador borrable. Para eso, es importante plastificar las páginas antes de montar los cuadernillos.

Algo interesante de este material es que los verbos que indican las acciones están recogidos de los libros de texto de primero de primaria que se utilizan en mi colegio. Con las instrucciones de colores no podemos trabajar la comprensión de todos los posibles enunciados o instrucciones que van a encontrar los alumnos en sus materiales, ya que hay bastantes verbos que se utilizan en los textos que no tienen sentido en un material como este o que son difíciles de encajar en un sistema de combinaciones.

Otra cuestión interesante es que los tres elementos de las instrucciones están diferenciados por colores: amarillo para las acciones, verde para los objetos y azul para las especificaciones. Esto está recogido del sistema “colorful semantics” y nos permite trabajar la comprensión en los libros de texto localizando los componentes de los enunciados y señalándolos con el mismo código de colores. Se puede ver una experiencia de ese tipo en esta intervención.

CAM01015

Aquí están los archivos con los tres primeros cuadernos. Para montarlos los imprimimos, plastificamos cada una de las hojas, perforamos el margen izquierdo para encuadernarlas, las recortamos y, por último, les ponemos la espiral.

Por el momento, es un poco engorroso borrar lo que se ha marcado, aunque el rotulador sea borrable. Conviene probar distintas láminas de plastificado y, también, distintos tipos de rotulador borrable. Nos han sugerido utilizando tiza líquida evitaríamos este problema aunque aún no hemos podido probarlo.

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Actividades de comprensión