Eficacia de Progrentis / SAS

Hace poco un responsable de Progrentis, sugirió en el blog que sería oportuno incluir este programa en la página de software para mejorar la comprensión lectora. Este programa ya había sido comentado anteriormente en el blog.

Lógicamente, dado el espíritu que tiene el blog invité a la empresa a que aportase las evidencias que respaldan la eficacia del programa y me enviaron varios enlaces y documentos. Buena parte de este material está formado por información o testimonios, pero hay algunos documentos en los que se analizan datos, que son los que a mí me interesan.

Resultados

Progrentis calcula sus mejoras mediante un indicador que es el PEM, número de palabras leídas por minuto multiplicado por el porcentaje de comprensión (me imagino que el segundo factor es el porcentaje de las preguntas correctamente respondidas). Los resultados que la empresa ha ido recogiendo de usuarios entre 10 y 18 años indican que el PEM mejora notablemente tras la realización del programa. Este resultado ha convencido a varios colegios para incorporar Progrentis a su oferta educativa, pero hay que tener en cuenta que:

  1. No se comparan las mejoras con las obtenidas en el mismo periodo de tiempo por otras personas con características similares.
  2. Se desconoce la fiabilidad y la validez de las pruebas de evaluación con las que se han obtenido esos resultados. Por ejemplo, si da la casualidad de que el texto con el que se evalúan las mejoras al final de la intervención es más sencillo o trata sobre un tema más familiar que el que se utiliza para evaluar las mejoras antes de la intervención, probablemente los resultados mejorarán aunque no se haya hecho la intervención.

Foto perteneciente al colegio Escuelas Pías de Tenerife

También me han facilitado una tesis de postgrado en la que se valora el uso de progrentis (denominado SAS en ese caso) en estudiantes de primer año de medicina. Esta investigación se realizó con los 99 estudiantes de primer curso de medicina de una universidad. Tras la realización del programa se puede observar que los resultados en comprensión de los alumnos que habían utilizado progrentis eran mejores que los del grupo que no lo había utilizado, pero falta un dato importante y es cómo eran los resultados antes de comenzar el programa. Fueron 29 estudiantes los que utilizaron Progrentis, y 70 los que no y no se explica cómo se eligieron unos y otros, sí se nos da el dato de que todos los estudiantes que repetían curso (10% del total) estaban en el grupo que no recibió el programa, y además eran los que obtenían los peores resultados. Por tanto, estos datos deben tomarse con mucha prudencia.

Buscando otras fuentes he encontrado otra investigación: una tesis de grado defendida por Normal Oralia García y titulada Incidencia del método SAS en el nivel de comprensión lectora de los alumnos de 5º de bachillerato del colegio Capouilliez. En este estudio participaron 37 alumnos y sí que se hizo una evaluación de la comprensión antes de comenzar la intervención. En ese momento no había una diferencia significativa entre el grupo experimental y el grupo de control y tras la intervención con Progrentis seguía sin haber una diferencia significativa entre ambos grupos.

Conclusiones

En primer lugar, es escasísima la investigación que sustenta el método Progrentis / SAS. El estudio de mayor calidad que se ha realizado hasta la fecha, con un diseño cuasi-experimental, indica que los resultados obtenidos no son significativos. El resto de evidencias muestra que las personas que utilizan progrentis obtienen un tiempo después mejores resultados de comprensión, pero no permiten afirmar que esas mejoras sean a causa del uso de progrentis: la única investigación que midió el progreso de un grupo de control indica que los que no utilizaban Progrentis también obtenían mejores resultados un tiempo después (simplemente el hecho de repetir la prueba de lectura puede causar este efecto). El otro estudio, realizado con grupo de control y experimental que probablemente no son equivalentes, evaluó la eficacia del programa en estudiantes de medicina, una población distinta al alumnado de Primaria con el que se está empleando en varios colegios que utilizan Progrentis.

Ya que los responsables del programa tienen interés por fundamentar su eficacia les recomendaría la realización de estudios independientes (realizados por personas no vinculadas con el programa), con pruebas de comprensión estandarizadas en lugar de con las propias pruebas del programa o basándose en la satisfacción de los clientes, y grupos de control que sigan otras intervenciones para la mejora de la comprensión.

Nota final

Se puede consultar información sobre éste y otros programas informáticos para el trabajo de la comprensión lectora en la página software para la mejora de la comprensión lectora de este blog.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Intervenciones que no han mostrado eficacia, Programas informáticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s