¿Cinco factores críticos para mejorar la comprensión de alumnos con dificultades?

Sería fantástico que un grupo de investigadores identificase un pequeño grupo de factores clave que aumentase la eficacia de las intervenciones de mejora de la comprensión lectora. Pues eso es lo que han intentado Woori Kim, Sylvia Linan-Thompson y Radhika Misquitta, un trío muy peculiar, ya que trabajan, respectivamente, en la Universidad Nacional de Seúl, Universidad de Texas en Austin y la Escuela Gateway de Bombai.

Woori Kim (de su perfil en Linkedin)

El artículo Critical factors in reading comprehension instruction for students with learning disabilities: a research synthesis describe cómo buscaron en revistas científicas investigaciones sobre mejora de la comprensión lectora, realizadas con alumnos de 6º de Primaria a 2º de ESO (middle school) con dificultades de aprendizaje, encontrando 14 estudios. Tras analizar las características de cada uno de ellos identificaron cinco factores críticos: tipo de intervención, autosupervisión, componentes de la intervención, fidelidad a la intervención y tamaño del grupo de intervención.

1. Tipo de intervención: enseñanza de estrategias

Radhika Misquitta (de su perfil en Linkedin)

Las autoras distinguen dos tipos fundamentales de intervención, que son las modificaciones en la enseñanza y la enseñanza de estrategias. En las modificaciones de la enseñanza se adaptan los contenidos para hacerlos más asequibles al alumno (por ejemplo se podría trabajar con textos más cortos o de menor complejidad, o darle al alumno un esquema del texto), mientras que en la enseñanza de estrategias se enseñan herramientas para que los alumnos puedan enfrentarse por sí mismos a los textos.

En los estudios revisados los resultados de las intervenciones de modificación en la enseñanza eran heterogéneos y no parecían mantenerse después de terminar la intervención. En cambio, las intervenciones basadas en estrategias produjeron buenos resultados que parecían mantenerse tras finalizar la intervención. Las estrategias más beneficiosas fueron la localización de ideas principales y la identificación de la estructura del texto.

2. Autosupervisión

Sylvia Linan-Thompson (de su perfil en Linkedin)

La autosupervisión es el control que el lector realiza sobre su propia comprensión, que muchas veces se traduce al español como “monitorización”.  Uno de los estudios encontrados, que combinaba la autosupervisión con la localización de ideas principales producía efectos mayores que solo utilizaban la localización de ideas principales (aunque es peligroso concluir de eso que puede haber un efecto adicional).

3. Componentes de la intervención

Sobre este factor las autoras de la revisión no encuentran ninguna tendencia clara, aunque recomiendan que si se va a completar la intervención de mejora de la comprensión lectora con otros componentes, el vocabulario es uno de los más recomendables.

4. Fidelidad

Las intervenciones aplicadas por un investigador (que normalmente ha participado en el diseño de la investigación) producían efectos más altos que las aplicadas por profesores. El hecho de que hubiese o no hubiese un protocolo escrito no parecía influir en los resultados.

5. Tamaño del grupo

La instrucción individual se mostró eficaz en la enseñanza de estrategias, mientras que los grupos de aprendizaje (entre 6 y 12 alumnos) parecían más eficaces en las modificaciones en la enseñanza.

Comentario

Para mi gusto el artículo ha sido decepcionante, en primer lugar porque las autoras deciden antes de hacer la revisión cuáles van a ser los factores críticos que afectan a las intervenciones de mejora de la comprensión lectora (apoyadas en algunos resultados de investigación) y buscan información para confirmar lo que han decidido. Lo más curioso es que en ninguno de los cinco factores queda especialmente claro que sea un factor crítico ni cuáles serían las mejores decisiones a tomar sobre él.

Eso es producido por el segundo problema que tiene esta investigación: las investigadoras localizan estudios, los agrupan según su tipo y su tamaño del efecto, pero no calculan el tamaño del efecto conjunto de los estudios de un mismo tipo de modo que no cuando se comparan distintas intervenciones o modalidades de intervención no se sabe si las diferencias que aparecen son significativas o no.

Por último, me ha extrañado encontrar algos tamaños del efecto tan altos como 5,23, sensiblemente mayores que los que suelen aparecer en otras revisiones sobre mejora de la comprensión lectora (significa que el grupo experimental obtuvo una puntuación más de 5 desviaciones típicas por superior a la del grupo de control en la evaluación de la comprensión). Ante diferencias tan grandes es conveniente preguntarse si pueden tratarse de resultados atípicos o incluso de errores antes de incluirlos en los análisis.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Intervención basada en evidencias, Revisión sistemática

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s