Conocimientos sobre el tema del texto

Existe el peligro de que entendamos la comprensión lectora como una habilidad mental autónoma que se desarrolla y se manifiesta con independencia de otras habilidades mentales. Esta reflexión puede parecer abstracta y lejana a lo que sucede en las aulas, pero en realidad no es así.

Muchas veces se podría hacer una analogía entre el desarrollo de la comprensión lectora y la mejora de la fuerza de un grupo de músculos. La diferencia es que en lugar de levantar pesas los alumnos hacen fichas o ejercicios de comprensión. ¿Que las cosas van mal? Pues más fichas o fichas más fáciles (practicamos con pesas de 5 kilos antes de pasar a los 10). No niego que hay distintos procesos y habilidades que conviene entrenar en la comprensión lectora como la habilidad para construir inferencias, el control de la propia comprensión o el conocimiento sobre cómo se estructuran distintos tipos de textos. Pero no se debe olvidar una cuestión fundamental para plantear en los colegios la mejora de la comprensión lectora de los alumnos: cuando dejamos de hablar de la “comprensión lectora” y nos centramos en “la comprensión de este texto concreto” uno de los factores más influyentes es el nivel de conocimientos que tiene el lector sobre el tema de ese texto. Probablemente los estudiantes de formación profesional de la rama mecánica de automoción entienden mejor un texto sobre motores diesel que los catedráticos de filosofía. ¿Por qué? Porque saben más sobre motores.

Conocimientos

De imageafter.com

Cuando se construye un test de comprensión lectora es importante intentar evitar el efecto de los conocimientos del lector. Eso se suele hacer de dos formas: una es emplear textos en los que se supone que la mayoría de los lectores tiene los conocimientos necesarios para comprenderlos. Normalmente se trata de textos narrativos o descripciones de escenas cotidianas que solo precisan de conocimientos muy generales. Otra alternativa es utilizar textos sobre temas que se supone que van a ser desconocidos para la mayoría de los alumnos. No por eso deja de influir el nivel de conocimientos, pero se supone que va a influir igual para todos los que hacen la prueba.

Existen bastantes estudios sobre la influencia de los conocimientos en la comprensión lectora. Entre los clásicos de la psicología del lenguaje está el artículo de Recht y Leslie (1988) sobre la comprensión de lectores con pocos o muchos conocimientos sobre béisbol.  Para ilustrar el tema he elegido una investigación recientemente publicada y en español, realizada en Argentina por Natalia Irrazabal, Débora Burin, y Gastón Saux, titulada conocimiento previo y memoria de trabajo en la comprensión de textos expositivos. En esta investigación se utilizaron dos textos: uno sobre los misterios del triángulo de las Bermudas, y otro sobre las características y limitaciones de los tests psicológicos. Las personas que leían los textos eran estudiantes del primer año de Psicología, que no habían recibido formación sobre tests, y estudiantes del último año de Psicología que sí habían recibido esa formación. Los resultados son muy poco sorprendentes: no hay diferencias entre los dos grupos en la comprensión del texto sobre el triángulo de las Bermudas, pero sí las hay en la comprensión del texto sobre tests: los alumnos que han recibido formación en psicometría tienden a hacerlo mejor que sus compañeros con menos conocimientos. Predecible y de acuerdo con lo que dicta el sentido común, ¿no? En palabras de E.D. Hirtsch “una gran diferencia entre un experto y un novato es la habilidad para percibir rápidamente las características básicas del texto dejando la mente libre para concentrarse en lo importante”.

En educación estamos pasando de un modelo en el que la mejora de la comprensión lectora era una tarea que correspondía al profesor de Lengua a un modelo en el que los profesores de todas las áreas o asignaturas comparten la responsabilidad de trabajar la comprensión lectora. Ante la pregunta de qué puede hacer el profesor de Ciencias Naturales, de Matemáticas, de Religión o de Música para mejorar la comprensión lectora de los alumnos, la respuesta sería que lo mejor que pueden hacer es enseñarles Ciencias Naturales, Matemáticas, Religión o Música. Atención, porque “lo mejor que pueden hacer” no equivale a “lo único que tienen que hacer”.

Deja un comentario

Archivado bajo Modelos de comprensión

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s