Entrenar la memoria de trabajo para mejorar la comprensión lectora

La memoria de trabajo o memoria operativa es la habilidad que tenemos de almacenar temporalmente y procesar información necesaria para tareas como la comprensión, el cálculo o el razonamiento.

Imagine que le presentan, de una en una, una serie de oraciones de cuatro palabras como

  • “La nieve es blanca”
  • “Los caballos son reptiles”
  • “Las bicicletas son vehículos”

Cada oración se presenta en una pantalla, desaparece, y usted tiene que decidir si es verdadera o falsa. Cuando ya ha analizado las tres oraciones se le pide que recuerde la última palabra de cada una de ellas. Pues bien, eso que he descrito es una prueba de memoria de trabajo, con sus dos componentes: memoria (recordar las últimas palabras) y procesamiento (decidir si las oraciones son verdaderas o falsas). El número de oraciones aumenta hasta que usted no consiga recordar todas las palabras finales, y así se calcula su capacidad de memoria de trabajo.

Existen numerosas investigaciones que relacionan esa capacidad de memoria de trabajo con la comprensión lectora. Al lector interesado en esos datos le recomendaría que consultase la bibliografía de Juan Antonio García Madruga, que lo ha estudiado con alumnos españoles.

Conocer esa relación no ha sido especialmente útil en educación. Por dos motivos: uno es que esos estudios no muestran que la baja capacidad de memoria de trabajo sea la causa de la mala comprensión, y otro es que, aunque se comprobase que hay una relación causal, no es fácil mejorar la memoria operativa para conseguir mejoras en la comprensión lectora.

La memoria de trabajo es una capacidad sobre la que tenemos poco control y muy impermeable a la intervención. Es cierto que Ericsson y Kintsch nos han propuesto que es posible conseguir que la memoria de largo plazo pueda funcionar como una especie de memoria operativa virtual: eso explicaría por qué los maestros de ajedrez son capaces de jugar varias partidas simultáneas “a ciegas”, o los camareros experimentados recuerdan tienen una capacidad para recordar pedidos mucho mayor que la de los que no están acostumbrados a ese trabajo (a mí ya me tocó hacer de camarero hace años). Esa memoria de trabajo de largo plazo se desarrolla mediante una práctica intensa, y solo sirve para los contenidos para los que se ha desarrollado: ni los camareros recuerdan posiciones de ajedrez ni los maestros de ajedrez recuerdan pedidos mejor que el resto de la gente.

Pero la idea de Ericsson y Kintsch no ha sido útil para la mejora de la comprensión. Se puede suponer que al cabo de cierto tiempo todos los alumnos son “expertos en lectura”. Un alumno de 4º de Primaria lleva como poco 4 años leyendo muchos días al año, con solo contar lo que se lee en el colegio, así que se puede suponer que su memoria de trabajo de largo plazo ya se ha desarrollado todo lo posible.

Entrenamiento de la memoria de trabajo para mejorar la comprensión 

Visto todo esto se puede entender que me haya llamado la atención un artículo de Karin I.E. Dahlin sobre el entrenamiento de la memoria de trabajo para mejorar la lectura de niños con necesidades educativas especiales. En este estudio, el entrenamiento se realizó con Robomemo, un programa informático para la mejora de la memoria de trabajo, de la empresa Cogmed. La investigación se realizó con 42 niños de 9 a 12 años, de Estocolmo, con TDAH. Otros 15 niños sirvieron de grupo de control.

La intervención se realizaba en el colegio, diariamente, en sesiones de 30 0 40 minutos, durante 5 semanas, de forma individual. El programa Robomemo contiene ejercicios de memoria de trabajo viso-espacial y verbal. Normalmente el alumno hace 100 de esos ejercicios al día, y el programa adapta la dificultad según los aciertos y errores del alumno, de modo que esté constantemente trabajando al límite de su capacidad de memoria operativa. En el vídeo que aparece a continuación se pueden ver ejemplos del funcionamiento de Robomemo.

La intervención mejoró los resultados en memoria de trabajo de los alumnos, pero también mejoró sus resultados en comprensión lectora, con un tamaño del efecto grande (d = 0,91), pero no mejoró los resultados de eficiencia en la descodificación, ni de reconocimiento ortográfico. Sin embargo, las diferencias en comprensión lectora entre el grupo que recibió la intervención y el de control seguían siendo significativas seis meses después del tratamiento.

Valoración de esta investigación

La verdad es que el sistema se está estudiando al menos desde el año 2002, con una curiosa estrategia de investigación, ya que Cogmed afirma no realizar estudios, sino colaborar con investigadores independientes (dándoles la formación para utilizar sus programas), que son los que diseñan y publican las investigaciones. Existen, al menos, 25 publicaciones sobre investigaciones realizadas con productos de esta empresa en revistas científicas revisadas por pares. Según esta lista, Robomemo, y otros programas destinados a otras edades se han mostrado eficaces en el trabajo con niños con TDAH, alumnos de Educación Infantil, adultos con daños cerebrales y ancianos.

Hay que tener en cuenta que este es el único artículo publicado en el que  se estudian los efectos del entrenamiento con Robomemo sobre la comprensión lectora. En ninguna de las restantes investigaciones publicadas se han evaluado este tipo de efectos. Lo más similar son los efectos sobre la comprensión oral que se obtienen en adolescentes que habían requerido cuidados intensivos tras el parto por haber nacido con peso muy bajo (en Løhaugen, Antonsen, Håberg, Gramstad, Vik, Brubakk, y Skranes 2011). En ese estudio, el entrenamiento produjo mejoras en tareas como recordar o aprender una historia, que se mantenían 6 meses después de terminar la intervención.

En cierta manera, el resultado obtenido en la comprensión lectora parece ser un “efecto colateral”. Aunque formaba parte de las hipótesis de la investigación, casi no se ofrece ninguna fundamentación teórica de por qué se esperaba esa mejora, a pesar de que hubiera sido posible justificarlo.

Actualización
Se ofrecen datos más recientes sobre dos revisiones sistemáticas que cuestionan la eficacia de los programas de entrenamiento de la memoria de trabajo en este enlace.

Uso de Robomemo 

Se puede acceder al entrenamiento con Robomemo acudiendo a algún centro de intervención privado autorizado para su uso. Desconozco si hay centros en España que utilicen el programa (sí que he encontrado alguno en México y Costa Rica). El tratamiento estándar incluye una evaluación previa, 5 semanas de práctica con el programa, otra evaluación posterior al programa y 100 sesiones cortas de trabajo. El precio puede variar de un centro a otro. En algún sitio he visto que era de 690 libras.

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Métodos de mejora

9 Respuestas a “Entrenar la memoria de trabajo para mejorar la comprensión lectora

  1. ME GUSTARIA TENER MAS INFORMACION YA QUE TENGO UN NIÑO ESPECIAL Y EL ARTICULO ME PARECE MUY INTERESANTE Y MUY BUENO PARA APLICARLO GRACIAS

    • Hola Ariel:
      He escrito más sobre el tema en:
      http://educaciontdah.wordpress.com/2012/04/23/mejorar-la-memoria-de-trabajo-con-robomemo/
      http://educaciontdah.wordpress.com/2012/08/29/pero-es-posible-obtener-mejoras-entrenando-la-memoria-de-trabajo/

      Ahora mismo, el estado de la cuestión es que existen investigaciones que encuentran mejoras tras los programas de entrenamiento de la memoria de trabajo, pero cuando se revisan todas las investigaciones disponibles, el panorama es que esas mejorar son pequeñas, no se mantienen en el tiempo, y se suelen apreciar en tareas muy similares a las que se han trabajado durante el programa.

      • hola gracias por contestar. Mi preguna sigue siendo como estimulo la inteligencia a mi hijo de 9 años con capacidad especial?

      • Hola de nuevo, Ariel.
        Si me pongo en el papel de científico tengo que decir que no hay ninguna prueba de que este tipo de intervenciones produzcan mejoras en la inteligencia. Me imagino que pueden producir mayores puntuaciones en tests de inteligencia que utilizan pruebas de memoria de trabajo, pero es un efecto ilusorio, porque probablemente no se transfiere a otras tareas.
        Hubo dos autores (Ericsson y Kintsch) que desarrollaron un modelo de memoria y observaron que los jugadores de ajedrez, a través de la práctica llegaban a ser capaces de recordar la posición de las piezas en varios tableros de una forma que nos puede parecer asombrosa, y que los camareros desarrollaban una gran capacidad para recordar pedidos (yo he conocido camareros que me han asombrado), pero ni los camareros eran buenos recordando la posición de las piezas de ajedrez ni los grandes maestros de ajedrez lo eran recordando pedidos de bebida. Lo más fascinante es que cualquier persona que dedique al ajedrez o a la barra (por la parte de dentro) el mismo número de horas que han dedicado los buenos jugadores o camareros desarrollará una gran capacidad para recordar eso que ha practicado.

        La moraleja es que se puede aprender a recordar secuencias de números y posiciones, como se aprende con robomemo, pero probablemente, eso solo sirve para recordar secuencias de números. Puedes hacerte experto en eso y que vayas a la tienda a comprar 10 cosas y que se te olviden 4.

      • hola nuevamente , parece que voy a tratar de enseñarle a jugar ajedres a mi hijo y espero tener suerte gracias.

  2. Alejandra Laurencio

    Buenas tardes, tengo una hija adolescente con déficit en memoria operativa. regresara a la preparatoria después de haberla dejado en noviembre. ha recibido clases particulares de mate, habla buen ingles. como puedo ayudarla_?. Alejandra

    • Estimada Alejandra:
      Por lo que sabemos en la actualidad, no hay intervenciones útiles para mejorar la memoria operativa o de trabajo. Los efectos positivos que se han encontrado parecen estar producidos por la forma de evaluar las mejoras más que por un cambio real en la memoria operativa y, además, no parecen tener efecto sobre habilidades más escolares como el cálculo o la comprensión lectora.
      Lo mejor que se puede hacer, entonces es aprender estrategias que compensen las habilidades que están fallando y practicar estas habilidades para que se automaticen, es decir, para que puedan hacerse con pocos recursos de memoria de trabajo.

  3. doris

    muy buen articulo, una consulta habra entrenamiento para la memoria de trabajo en adultos con trastornos de atención e impulsividad , los cuales afectan sus funciones ejecutivas. gracias por tu respuesta.

    • Hola Doris:
      El programa Cogmed se destina (según su web) tanto a niños como a adultos y hay otros programas de rehabilitación cognitiva especialmente diseñados para adultos, aunque suele ser para personas con problemas neurológicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s