Sobre entrenamiento perceptivo-motor, integración sensorial y lentes de colorines (y3)

Esta es la tercera entrada de esta serie comentando la revisión de Hyatt, Stephenson y Carter sobre tres sistemas de intervención bastante controvertidos. En las entradas anteriores se ha comentado la información que ofrecen sobre el entrenamiento perceptivo-motor y la integración sensorial. Ahora es el turno de las lentes de colores.

En este caso, los autores no encontraron ninguna revisión o metanálisis de estudios sobre la eficacia del método, de modo que realizan su propia revisión, encontrando más de 3o estudios representativos (aunque sin dar explicaciones acerca del método seguido para localizar y seleccionar estos estudios).  Al parecer ninguno de estos estudios incluía un grupo de control válido, con personas que cumpliesen los criterios para el diagnóstico del  síndrome de sensibilidad escotópica, que supuestamente produciría la dificultad de lectura. Además, varios de los estudios utilizaban formas de evaluación y análisis estadísticos dudosos.

La mayoría de los estudios revisados no incluían un examen de la visión de los participantes. En muchas ocasiones no se describía la forma de determinar qué combinación de lentes resultaba recomendable para cada participante. A veces la selección era subjetiva: tras varias pruebas el participante elegía la combinación que consideraba que producía mejores efectos. El problema de este modo de elección es que en algunos estudios en los que se les volvía a evaluar unas semanas después entre el 53% y el 66% elegían una combinación de lentes distinta.

Lamento que el análisis de Hyatt, Stephenson y Carter (2009) no sea más sistemático, pero la colección de información escabrosa que ofrecen es interesante porque refleja una situación que a veces se produce cuando un sistema de intervención se presenta como eficaz sin que se haya estudiado tal eficacia. En esos casos se suelen presentar como argumentos para recomendarlo la opinión de profesionales (a veces no directamente relacionados con el campo de estudio) y la opinión de (¿algunos?) usuarios.

El caso es que hay autores que han señalado la falta de evidencias científicas objetivas sobre la existencia del síndrome de sensibilidad escotópica o síndrome de Irlen. El hecho de que, el síndrome no se detecte con los análisis visuales habituales no ayuda mucho a aclarar las cosas, y tampoco el que haya autores que afirmen que los síntomas del síndrome pueden explicarse por la existencia de otros problemas de visión ya conocidos.

Al parecer, en 1990 el Journal of Learning Disabilities publicó un número especial sobre las lentes de Irlen. El propio editor del número consideraba en el prefacio que los estudios publicados tenían distintas debilidades teóricas, médicas y metodológicas y ofrecía sugerencias para realizar estudios de mayor calidad. El Royal College of Ophtalmologists y la American Optometric Association señalaron en 2002 y 2004 respectivamente que la mayoría de los estudios publicados tenían problemas de diseño y animaron a investigar el uso de las lentes tintadas con seriedad. Anteriormente, en 1998, la American Academy of Pediatrics, junto con el Committee on Children with Disabilities, la American Academy of Ophthalmology, y la  American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus habían tomado una postura más radical, rechazando el uso de lentes tintadas considerando que no existían evidencias científicas que lo hiciesen recomendable.

El lector interesado en profundizar en este tema puede encontrar referencias y descripciones de algunos estudios en la web de Chromagen, la empresa que comercializa estas lentes en España. Para quien no esté familiarizado con la literatura científica algunas pistas de lectura:

· Es importante saber dónde está publicado un estudio. Habitualmente se considera que las publicaciones más fiables son aquellas que tienen un sistema de revisión por pares (varios jueces anónimos familiarizados con el campo de investigación revisan el manuscrito, anónimo también, y deciden si es conveniente publicarlo, realizar modificaciones o no publicarlo).

· Se consideran más válidos los estudios con un grupo de control (o varios) ya que permiten tener en cuenta los efectos que pueda producir la maduración de los participantes (pasa el tiempo y leen mejor, más rápido y entienden más porque son mayores, han tenido más experiencia, han desarrollado otras habilidades,…). Si el grupo de control recibe un tratamiento alternativo se realiza cierto control sobre el efecto placebo.

· Si la evaluación del tratamiento la realizan personas que no han participado en el diseño y aplicación del tratamiento es más difícil que haya distorsiones por efecto del evaluador. Estas amenazas a la validez de los resultados se controlan mejor si el evaluador ignora si la persona a la que está evaluando ha recibido el tratamiento o está en el grupo de control.

· Es importante tener la seguridad de que las pruebas de evaluación son válidas y fiables para valorar lo que se supone que están evaluando.

Aunque puedan parecer detalles excesivamente sofisticados todo esto es importante: aplicar a un niño un tratamiento pedagógico que no produce efectos positivos no es inocuo: se está perdiendo tiempo para realizar otras intervenciones que sean realmente útiles, a veces, la familia del niño está realizando un auténtico sacrificio económico, y, en ocasiones, se puede tender a atribuir el fracaso a quien no tiene nada que ver (a la propia familia, por no seguir escrupulosamente las indicaciones del tratamiento, al niño por no implicarse lo suficiente, o al colegio por no seguir los dictados del terapeuta, o no hacerlo con la suficiente implicación).

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Intervenciones que no han mostrado eficacia

Una respuesta a “Sobre entrenamiento perceptivo-motor, integración sensorial y lentes de colorines (y3)

  1. Pingback: Falta de evidencias sobre la terapia visual para el tratamiento de problemas de lectura | Comprensión lectora basada en evidencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s