Dudas sobre las inteligencias múltiples como método pedagógico

Hay un famoso psicólogo americano que se ha mantenido muy cauto, incluso escéptico, acerca de la aplicación educativa de las inteligencias múltiples. Se trata de Howard Gardner, el padre de la teoría de las inteligencias múltiples. En sus propias palabras:

…Hay muchas evidencias de que las escuelas influidas por la teoría de las inteligencias múltiples son eficaces. Existe una legión de testimonios de directores, padres, alumnos y profesores satisfechos. Y en muchas de las clases y colegios afirman que es más probable que los alumnos acudan a clase, les guste la clase, completen la escolaridad y obtengan buenos resultados en las pruebas.

Pero hay un problema con estas evidencias. Están basadas casi exclusivamente en auto-informes. No podemos esperar que las personas a las que no les gusta la teoría de las inteligencias múltiples dediquen mucho tiempo a señalar sus debilidades. Sí podemos esperar que las personas a las que les gusta nos relaten sus efectos positivos. Incluso si esos testimonios son validados independientemente no podríamos estar seguros de qué efectos son debidos a la teoría de las inteligencias múltiples. Los colegios son instituciones increiblemente complicadas, situadas en entornos increiblemente complejos. Cuando los números o los resultados suben o bajan es fácil atribuir estas subidas o descensos al héroe o al villano favorito de cada uno. Pero en la ausencia de investigaciones controladas, casi imposibles de realizar fuera de los entornos médicos, simplemente no se puede probar que fueron las inteligencias múltiples las que hicieron la jugada.

Continúa el doctor Gardner hablando sobre su reticencia hacia el uso de las inteligencias múltiples en los colegios, y señala una interesante fuente de datos que podría cambiar esa situación: el proyecto SUMIT, que se desarrolló a finales de los años 90.

Últimamente he asistitido a dos multitudinarios seminarios sobre la aplicación escolar de las inteligencias múltiples en los que no se ha ofrecido ningún dato sobre su eficacia y quiero empezar a ver lo que hay, especialmente en lo referido a comprensión lectora, que es el tema del blog.

Las inteligencias múltiples en educación

El modelo, en una explicación muy reducida, indica que las personas tienen distintas inteligencias, con bastante independencia entre ellas. Esta teoría de la inteligencia humana coexiste con otros modelos, pero es en el terreno de la educación donde tiene éxito, quizá por lo fácil de comprender que resulta. Al pasar al terreno educativo se resaltan o se añaden a la teoría una serie de postulados:

  1. Cada persona suele destacar en una o dos inteligencias.
  2. Todas las inteligencias son modificables con la práctica.
  3. Es recomendable que los profesores de cualquier área contribuyan a desarrollar todas las inteligencias.
  4. Los aprendizajes que resultan difíciles para un alumno se pueden facilitar si se basan en las inteligencias en las que es más hábil.

También ha sucedido que al pasar a la educación, las ideas de las inteligencias múltiples se han mezclado con otras cosas, algunas muy respetables como el aprendizaje basado en problemas o en proyectos, o el aprendizaje colaborativo, y otras controvertidas y, a veces, desacreditadas por la investigación, como las técnicas de estimulación de Glenn Doman, la programación neurolingüística o los estilos de aprendizaje (de los que el señor Gardner no es nada partidario).

Las sesiones de formación que comentaba antes han estado plagadas de cuentos del patito feo, en los que el alumno que fracasaba en el colegio porque era flojillo en la inteligencia verbal o en la lógico-matemática, triunfaba después en la vida por su gran inteligencia cinestésica, interpersonal o musical. Sé que suceden cosas así, pero me produce cierto recelo modificar el sistema educativa por casos extraordinarios. También he visto mucha experiencia de aprender el teorema de Arquímedes mediante experimentos, o poniéndole música, o la historia del arte construyendo modelos de catedrales. Eso sí, de lo que verdaderamente me interesa, que es convertirme en un genio del balón leyendo libros sobre fútbol o haciendo estadísticas de partidos, no se presentó ningún caso.

Inteligencias múltiples, lectura y comprensión lectora

El modelo de inteligencias múltiples no ha sido muy productivo en la investigación sobre comprensión lectora, lo que indica que sus impulsores han dedicado sus esfuerzos a otros campos, y que los investigadores dedicados a la lectura se han mantenido bastante al margen de las inteligencias múltiples.

Existen algunas investigaciones, la mayoría publicadas como tesis o como informes, y pocas en revistas científicas de psicología o pedagogía. He encontrado una revisión sobre la eficacia de la instrucción basada en inteligencias múltiples, en la que se pueden encontrar resumidos los datos de proyecto SUMIT que mencionaba Gardner. No he encontrado ningún meta-análisis, quizá porque como dice Ethan Hodge, el autor de la revisión, la mayoría de los estudios no dan datos suficientes para calcular el tamaño del efecto.

La revisión de Hodge concluye que la cantidad de investigación realizada es limitada, que los métodos utilizados parten de la misma filosofía, pero son muy diversos (es decir, los centros investigados utilizan sistemas basados en inteligencias múltiples, pero estos sistemas pueden parecerse poco unos a otros). En general los datos analizados muestran que los sistemas de intervención basados en inteligencias múltiples se asocian con (que no es lo mismo que decir que causan) mejoras en el rendimiento de los alumnos de secundaria en distintos campos, incluida la lectura.

Otra forma de estudio es relacionar el perfil de inteligencias de los alumnos con su rendimiento en lectura y comprensión. En varias de esas investigaciones las inteligencias múltiples son evaluadas mediante un cuestionario en el que el alumno contesta acerca de qué cosas se le dan mejor o peor. Algunos de estos cuestionarios tienen poca fiabilidad, o poca relación con medidas objetivas de esas inteligencias. Los estudios de correlación que he visto dan resultados dispersos. A veces la lectura se relaciona con la inteligencia lógico-matemática, a veces de forma negativa con la musical.

Reflexión personal

La mayoría de los estudios que he ido viendo encuentran resultados positivos en la aplicación escolar de las inteligencias múltiples. ¿Por qué, entonces, tanta cautela? Mi principal motivo es que en esos estudios los sistemas de enseñanza que se emplean son distintos, y a veces bastante distintos. Todos provienen de una filosofía, pero las actividades de clase pueden ser muy variadas. Tan variadas que, a veces, resultan muy comunes.

Por ejemplo, en este interesante estudio sobre intervención basada en inteligencias múltiples para alumnos de 5º de Primaria con dificultades de lectura  lo que llamaríamos resumir, parafrasear o activar conocimientos previos se denomina inteligencia verbal, contestar a preguntas y justificar las respuestas aparece como inteligencia lógico-matemática, utilizar imágenes para aprender nuevo vocabulario es ahora inteligencia visual, el trabajo cooperativo es inteligencia interpersonal, y el trabajo individual se convierte en inteligencia intrapersonal. Se trata de actividades que cualquier entendido en lectura recomendaría, sin necesidad de estar de acuerdo con la teoría de las inteligencias múltiples. A ésas se añaden movimientos corporales y uso de objetos concretos durante el aprendizaje de vocabulario (inteligencia cinestésica), y creación de patrones rítmicos e interpretación de canciones (así sin más explicación) como inteligencia musical.

Otro motivos para considerar críticamente estas propuestas es que generalmente los cambios de método (inteligencias múltiples, comunidades de aprendizaje, secciones bilingües, clil, etd.) en un colegio suelen generar, al menos inicialmente, resultados positivos, quizá porque van acompañados por entusiasmo e implicación de docentes, alumnos y familias, o quizá porque los colegios que obtienen buenos resultados no ven ninguna necesidad de cambiar su método, y tienden a hacerlo los que obtienen peores resultados, y, en esos casos es difícil que los resultados bajen más aún. La mayoría de los datos que disponemos son acerca de lo que sucede poco después de cambiar de método, en comparación con otros colegios que ya tienen su método asentado.

About these ads

9 comentarios

Archivado bajo Métodos de mejora

9 Respuestas a “Dudas sobre las inteligencias múltiples como método pedagógico

  1. eDuarDo

    Hola Juan

    Es cierto que es dificil encontrar investigación porque si ya es muy dificil medir una inteligencia y definirla, pues imagínate 8 o 9…

    El que no existan, sean pocos o poco fiables, en cuanto a estudios e investigaciones, eso no quiere decir que no existan ya que el amor también existe pero no se puede medir… o la estupidez… de la que podemos dar mucha cuenta en los tiempos que corren…

    Hoy, mientras aplicaba el proyecto piloto de las pruebas PISA en mi comunidad las inteligencias múltiples salen y fluyen a poco que puedas levantar la vista, observar, intercambiar un par de pareceres con los profesores que pelean con la dura, injusta y muy cuestionada realidad educativa… mientras lo hacíamos, un chaval de 17 años, hacía un precioso grabado después de terminar la prueba… prueba que seguro hizo más mal que bien ya que lo hizo en la mitad de tiempo que sus compañeros… le importaba un carajo… igual que lo que le explicaban en mate, lengua o inglés… por eso estaba en diversificación sufriendo el sistema educativo que padecemos… o padecen ese tercio que no llega a tocar la cuerda donde se la ponen los señores que se encargan de colocarla…

    Le dedicó una hora a terminar el grabado, sin levantar apenas la cabeza, muy concienciado, concentrado, disfrutando lo que hacía… porque lo hacía bien…

    Como a todos, que solemos hacer mejor y con más ganas lo que nos sale bien que lo que nos sale mal… Él aún no entiende porqué no puede desarrollar aquello que se le da bien y en lugar de ello, le sobreexigen trabajar esas habilidades que peor se le dan… No le gustan, tiene grandes dificultades, muy baja autoestima asocidada al hecho de sobrevalorar lo lingüístico y lo matemático en detrimento del amplio abanico de habilidades y destrezas tan o más importantes que el resto…

    Sueña con hacer o llegar a Bellas Artes, según me dijo… y el trabajo que hacía del grabado era para sacar la máxima nota en plástica… porque le interesaba… porque se le da bien… porque disfruta… y porque se le alimenta su ego, su confianza y su autoeficacia – de la que debe más de la que tiene…

    Cada vez más la investigación me decepciona principalmente porque el 90% (a ojo de buen cubero) investiga cosas solo rentables y fácilmente aplicables en la práctica, donde su nivel de eficacia según cómo, cuándo y dónde se puede calibrar en función de lo que nos interesa demostrar. Aunque también me sirvo y me beneficio de ella… pero se que hay cosas que ni serán rentables ni fácilmente aplicables en la práctica, como por ejemplo, la intervención en dificultades de aprendizaje graves, que son todo lo contrario, carísimos -mucho personal para que pueda leer y escribir a un nivel de 4º de EP- y muy dificilmente aplicable ya que el que emplea programas prediseñados apenas obtiene resultados favorables y el que intenta individualizar programas apenas obtiene ayuda o apoyos para llevarlo a cabo (es que tengo 24 alumnos más, es que tú no sabes lo que es tenerlo en clase… se podría escribir un poemario con todos los “es que…” que los profesionales de la educación suelen esgrimir para poder dormir de noche tranquilos con la tranquilidad del trabajo bien hecho).

    Por eso me fio más de la práctica diaria, y de la cara de satisfacción del chico cuando sale por mi puerta, de sus padres que llaman agradecidos porque las cosas están mejor en casa, que de cualquier investigación, ya que si nos paramos a investigar dejamos de hacer… y el hacer siempre predominará sobre el investigar, porque sabemos que del ser se llegar al hacer… y hasta que no eres, no haces…

    Y eso es por lo que peleaba ese chico espero futuro artesano del cuero, la madera, el hierro… por poder SER en un mundo donde la investigación le deja de lado, porque no es rentable, ni es fácil ayudarlo, ni fácil medir la ayuda que necesita, ni soluciones estandarizas eficaces…

    Le deja de lado porque se centra en solo HACER exámenes…
    Tanto sacas nota, tanto vales!

    Y sigo convencido que para hacer cuadro y vivir de ello no hace falta comprender lo que se lee, para ser un buen deportista tampoco hace falta tener grandes dotes de razonamiento lógico, para ser un buen artista escénico de nada te sirve hacer problemas de matemáticas con excelencia, para ser un buen profesional que trabaje con animales o en contacto con la naturaleza, tampoco te hace falta nada de lo anterior… ni siquiera para ser un buen psicólogo, o tener una elevada inteligencia emocional o social -fundamentales en el mundo en el que nos movemos para sobrevivir-.

    Y claro que los médicos, abogados y arquitectos son importantes… como las cajeras de supermercados, barrenderos, ecologistas, o como lo son los deportistas, los actores, los artistas plásticos, los amantes de la naturaleza, los relaciones públicas, los buscadores de yo, terapeutas de unas u otras ciencias…

    Pero diseñar un sistema educativo donde solo damos cabida a los primeros es segregar y amputarles oportunidades a un tercio que tiene que padecer años y años de rechazos, comentarios despectivos, desvalorativos, un feedback diario de insuficiencia, de incapacidad, de incompetencia… en lo lingüístico y en el razonamiento lógico-matemático…

    Porque hay vida mucho más allá de lengua y matemáticas…
    Y las inteligencias múltiples para mi son una herramienta fundamental para poder desmontar los crímenes de seguridad, autoestima y autoconfianza que la escuela alegremente comete cada día…

    Es lo que llamamos resignificar, que viene a ser algo así como desmontar la idea que llevan años metiéndote en la cabeza un sistema educativo obsoleto y perjudicial para tantos alumnos, también para los que aprueban…

    Cada vez más el alumno aprende a pesar del profesor, pero hay otros que no porque el profesor se esfuerza en recordarle cada día que lo que peor le sale tendrá que trabajarlo el doble, y lo que mejor le sale la mitad… a eso es lo que yo llamo desarrollar el potencial del alumno que tan bonito queda en las investigaciones que después se traducen en leyes preciosas en el papel… que nadie aplica y que todos hablan…

    ¿Alguien se imagina haciendo durante años un trabajo que no le sale bien, no le gusta, le hace sentir mal por ello y encima le recuerdan cada día lo mal que lo hace?

    Entiendo que no, aunque en las universidades que tanto investigan te preparan mucho para ello… si quieres hacer carrera universitaria…

    Como dices en tu artículo, hacer todo esto para dos o tres que triunfan en sus investigaciones, ¿merece la pena?… cuando el 90% (a ojo de buen cubero nuevamente) de lo que se investiga viene a ser bastante estéril, inútil y abstracto la mayoría de las veces… o por lo menos en la realidad española, que es la que conozco…

    No tengo la más mínima duda de que el verdadero “estudio PISA” habría que hacérselo a los docentes y no a los discentes, meras víctimas… Hablaré con mi jefa para ponernos a ello, porque ahí si se podría empezar a ahondar en los motivos de mucho mal llamado fracaso escolar…

    A mi me hace más sentido llamarlo “inteligencia mal encaminada desde la institución educativa”, porque lo veo cada día en mi consulta, chavales despiertos, curiosos, con ganas de aprender, rápidos, disfrutones… de muchas cosas que no tengan que ver con la lengua y las matemáticas… de las que tampoco te creas que necesitan mucho, por mucho que duela en el ego docente tal afirmación..

    ¿Para cuando una escala baremada de estupidez?

    Aunque no haga falta para demostrar que existe, no? o si?

    Creo que reducir la eficacia de algo a la investigación, es una buena manera de quedarse tranquilo uno… lo que no quiere decir que sea la mejor manera de hacer las cosas…

    Y sí, vengo afectado por como algunos profesores trataban, conceptualizaban y hablaban de los alumnos de PCPI, DIversificación, respetidores… estos chicos con otras inteligencias alejadas de las principalmente escolares que acaban ninguneados y ajusticiados por el fin rentista y rentabilista de la educación.

    Pero después quiero ver el fútbol los domingos, ir a un museo a contemplar cuadros y esculturas, disfrutar en el cine de una buena película, abrir la puerta cuando se me quedan las llaves dentro, arreglar el lavabo para que no se me inunde el baño, conocer las mejores ofertas de telefonía y las que más me convienen realmente, arreglar mis caros zapatos y que me queden como el primer día, viajar en barco o practicar submarinismo, disfrutar de cuentacuentos, y de cómics, y de la vida, que es en esencia, y bajo mi punto de vista, el verdadero motivo de la existencia, disfrutar y hacer disfrutar, más allá de títulos, cargos y altos puestos solo al acceso de los que puntúan bien en lengua y en matemáticas…

    Hay vida más allá de la escuela… Hay otra escuela más allá de la nota… y del curriculum a medida del profesor que cada vez menos se ajusta menos a las verdaderas necesidades de los alumnos… o no?

    • Hola Eduardo:

      Lo primero, gracias por este comentario tan extenso y rico. La verdad es que me ha hecho pensar bastante y me seguirá haciendo pensar. Me imagino que por eso es por lo que a uno le entran las dudas.

      No creo que pueda responder a todo lo que propones, pero sí me gustaría comentar algunas cosas.

      En primer lugar, estoy de acuerdo en que es una situación absurda esa en la que al alumno se le intenta enseñar algo que, ni siquiera está preparado para aprender, y que si se hace algo cotidiano desgasta al alumno, y al profesor también.

      Respecto al papel de la investigación en la educación, podemos poner de manifiesto los ejemplares más ridículos, que los hay, pero si no existe un esfuerzo por recoger datos para ver qué actividades, estrategias, formas de evaluar, de gestionar o intervenir en problemas de los alumnos,… producen buenos resultados y cuáles no, seguiremos en el estadio de yo opino que tal, y yo opino que cual.

      Hay quien opina que los problemas escolares mejorarían con sistemas basados en las inteligencias múltiples, y hay quien opina que mejorarían repartiendo algunas tortas de vez en cuando. Sé que caricaturizo y simplifico, pero espero que se comprenda mi intención que es poner de manifiesto que si hay que tomar decisiones sobre el funcionamiento de las escuelas tenemos que tener alguna referencia.

      Y el caso es que se toman muchas decisiones como si un alumno repite curso o no, cambiar de método para enseñar a leer a los alumnos, introducir pizarras digitales en las aulas, subvencionar ordenadores para los alumnos, hacer o no trabajo por proyectos, enseñar el cálculo con los algoritmos tradicionales o con algunos sistemas estilo ABN, mandar comprar un cuaderno de ortografía, o de problemas, o utilizar la ortografía ideovisual, dar la asignatura de Sociales en inglés o en español, hacer desdoblamientos, dar apoyo en pequeño grupo a los alumnos con NEE o dejar que participen de las actividades normales de clase, formar a los profesores en unas cosas o en otras, hacer una sesión semanal de lectura o no, adoptar una perspectiva de inteligencias múltiples, una metodología CLIL, el método Montessori, convertirse en comunidad de aprendizaje, crear centros de educación especial que escolaricen solo alumnos con NEE, utilizar terapias con animales, separar a chicos y chicas en clases diferentes, crear aulas para alumnos con buen rendimiento, hacer exámenes de final de etapa…

      Mi postura es que las decisiones serán más acertadas si tenemos información sobre las consecuencias a corto y a largo plazo de unas alternativas y de otras. ¿De dónde nos puede venir esa información? De la recogida de datos en los colegios y sistemas educativos, y de la investigación, que no tienen por qué ser cosas del todo diferentes. Eso significa que hay que medir, y es cierto que hay cosas más fáciles de medir y otras más difíciles de medir, pero si no se mide difícilmente podremos saber si se está mejorando o no, y, claro, para medir algo, sobre todo si es un poco etéreo, tenemos que intentar tenerlo bien definido.

      Aquí viene uno de los problemas con las inteligencias múltiples: hay muchos niños y adolescentes con inteligencias (antes les llamábamos talentos) distintos de los verbales y matemáticos. ¿Eliminamos esos contenidos, o bajamos la exigencia para que no se produzca un fracaso repetido en ellos? Si he entendido bien lo que me han estado explicando, dos premisas del modelo de inteligencias múltiples son:
      1. Que cualquier inteligencia se puede mejorar (también la lingüística y la matemática).
      2. Que las actividades basadas en las inteligencias en las que el alumno destaca más pueden hacer que desarrolle aspectos de las inteligencias en las que menos destaca.

      Es decir, que a lo mejor aquel muchacho bastante harto de las clases de matemáticas y es un hacha en el grabado tiene unas magníficas inteligencias espacial y cinestésica. Por lo tanto, no es necesario quitar las matemáticas de su programación, ni aspirar a que solo aprenda algunas cosas más básicas o fáciles, sino que habría que ayudarle a aprender las matemáticas mediante actividades manipulativas, gráficos, etc. Fantástico (en serio) si funciona, pero tengo dudas… Por eso me gustaría que los que me dicen que esto es lo que tengo que hacer me den datos de que es así, que con esas actividades ese muchacho, u otros con una situación similar mejoran en matemáticas, que es un fenómeno con la representación gráfica de las funciones, porque en esa parte de las matemáticas influye mucho la capacidad espacial…

      Si el planteamiento es: respetemos a los que les cuestan las matemáticas porque tienen muchos otros talentos, no es más vergonzoso no saber matemáticas que no saber orientarte por el bosque, y además muchas de las cosas que se aprenden en matemáticas solo sirven para aprender más matemáticas y raramente se utilizan en otras circunstancias, pues también me apunto, aunque me gusta más la primera alternativa. Pero entonces el modelo de inteligencias múltiples ha quedado amputado. Es un poco lo que se reflejaba en la entrada del blog: se comparte una filosofía (trabajamos según las inteligencias múltiples) pero luego lo que se hace es diferente en cada sitio. A lo mejor está muy bien así, pero no contribuye mucho a dejar claras las cosas. Y eso abre la posibilidad de que no cambie gran cosa porque ahora a hacer ejercicios tú solo en tu cuaderno le llamamos desarrollo de la inteligencia intrapersonal. Cuando buscaba información para redactar la entrada encontré una queja en este sentido que ahora no soy capaz de localizar. Era de alguien que decía que antes, en los colegios de su distrito, los alumnos negros solían obtener resultados bajos en las pruebas de cociente intelectual, y que con las inteligencias múltiples la situación no había cambiado mucho, salvo que ahora los blancos solían destacar en inteligencia lógico-matemática y verbal y los negros en inteligencia cinestésica y musical…

      Como ves he escrito muchos “si…”, “igual…”, por eso la entrada hablaba de dudas, y no veo por qué no sería conveniente medir, recoger datos e investigar para despejarlas. Ni siquiera entiendo que me digan “haz esto que solucionará el fracaso escolar” y no me den datos en los que se vea claramente que soluciona el fracaso escolar. Si verdaderamente lo hace no será tan difícil obtenerlos, ¿no?

  2. eDuarDo

    Si verdaderamente “haciendo esto” se solucionara el fracaso escolar claro que sería estupendo obtener datos para ver si eso ayuda a todos los chicos!

    Algo que la historia nos dice que no va a suceder mientras mantengamos un sistema educativo anacrónico basado en indicadores de rentabilidad y productividad y no de satisfacción y bienestar.

    Claro que no te planteaba que al futuro grabador le tengamos que enseñar las matemáticas espacialmente, porque es imposible. Mi posición llevaba a acercar la vida adulta a la escolar de la misma manera que si a ti te obligaran a tener que estudiar fisica de partículas y molecular 4 horas a la semana y química cuántica (no se si existe pero suena a complicado…) otras 4 horas a la semana (además de las 8 horas de clase semanales) con tus trentaytantos o cuarentaytantos, imagino que ya solo el tiempo que te quita para hacer otras cosas serviría o bien que no aprovecharas el tiempo para hacer bien tu trabajo, imagino estudiar, investigar y pensar sobre el mundo de la comprensión lectora, bajando el nivel de rendimiento en lo que sabes hacer y haces bien, y con ello tu productividad y todo lo que a ella debería venir asociado (sueldo, bienestar personal, satisfaccion alumnos y discentes, satisfaccion de docentes, solucion de problemas educativos…)…

    …o bien para que mandaras a tomar por saco la fisica y la quimica y siguieras haciendo tu trabajo normal… pues vale, suspendo quimica y fisica pero hago bien todo lo demás, por lo que estas me importan un bledo…

    Claro que opto por minimizar el impacto de las mates en el curriculum o reducirlo a lo mínimamente aplicable… Mi abuela supo leer y escribir minimamente y de mates, sumas, restas y multiplicaciones y llevo un bar con pensión durante 30 años -y no le fue a pique, sino que se jubiló con él y con los réditos que de él consiguió -compró varias viviendas, dos bajos comerciales, le metió 100000 pelas a cada nieto en su cuenta para disfrutar a los 18…-, vamos, que se puede decir que tiró para adelante con una inteligencia matematica y linguística minima, pero muy desarrolladas todas las demás -y ya te digo que para llevar una pensión-bar-casa de comidas de marineros hay que tener bien desarrolladas como mínimo la interpersonal, la intra y la cinestésica…

    No tengo ninguna duda que este futuro grabador las ecuaciones de tercer grado le están quitando de aprender un montón de cosas que le serían provechosas si se alinearan con sus habilidades, al igual que la literatura gallega, castellana… -600 paginas de cosas que cada uno debería aprender si le interesa, y no por obligación, muy especialmente cuando la evidencia nos dice que no le entra… ni le va a entrar… tres años suspendiendo 7-8-9 creo que estadisticamente podría servir de evidencia, sin necesidad de hacer ningun análisis de varianzas.

    Quitarle las funciones, los límites que tienden al infinito, los versos endecasilabos, los mesteres de juglaria y tontería… claro que sobran de un curriculum de un futuro grabador…

    Como sobraría la física y la química de tu vida diaria, desde los 17 años que conseguiste librarte de ellas (igual proyecto demasiado con esta aseveración, porque en la mia sobró y de largo, hasta el punto de que la última química que aprobé fue la de 3º de BUP, ya que la de COU por el sistema de exámenes de mi colegio me permitieron ir a selectividad sin haberla aprobado en ninguna de las asignaturas -ya que tenian un sistema de evaluacion como el de selectividad donde unas asignaturas altas compensaban a las bajas o suspensas… gran idea, y que me salvó de no tirar otro año más en la escuela… que conste que en selectividad en quimica saqué un 5,5 y la sobre exigencia que tenia la profesora que solo me ponía unos y doses entiendo qeu el cole la tenía también en cuenta, especialmente porque es un cole que se nutre y mucho -como la mayoria de los privados- de la publicidad que dan los aprobados y las excelencias de sus alumnos en selectividad… de los 86 que fuimos -eramos 87 ese curso, y la que no fue es que no se presento a los examenes finales- solo suspendieron 3 en junio- y de esos, 1 en septiembre…)…

    No tengo ninguna duda que sobran cantidades ingentes de contenidos del curriculum que de nada sirven dedicarle años y años de preparación más que para tener un sistema de inclusión/exclusión de unos alumnos a sus futuros laborales próximos, cuando se le podrían dedicar itinerarios formativos desde los 12-14 años a ese tercio -y hasta creo que se beneficiarían muchos más- más ajustados e individualizados a las destrezas y habilidaddes de cada uno, llámalas inteligencias, llámalas talentos…

    Tengo una excelente dibujante de cómic (tiene 15 y va a tener su primera publicación, y pasa con mucha más pena que gloria por su 4º de la ESO… “espero que la escuela no le joda su pasión”, pienso cada vez que me acuerdo de ella) y otra futura ¿______? (no tengo claro por donde explotará, por ahora está en peluquería padeciendo las tres horas de clase qeu tiene por la tarde -donde en sus cinco horas de mañana produce y aprovecha en grado sumo, que además dibuja, canta y baila que quisiera ver a muchos matemáticos… o lingüistas… permíteme la ironía…) que tendrían que librarse de las matemáticas, la lengua y demás, igual que tú estás libre ahora de ellas, y de la física y la química…

    Si me preguntas ¿y se debe hacer así con todo el mundo?, te responderé que no, pero hacer así con todo aquel que sus verdaderas aptitudes van por otro lado, sin ninguna duda.

    Y no entro en el tema de los chicos con altas capacidades porque no es mi objetivo verter un contrapanegírico crítico con la educación, que manca de mucho y de tanto, pero sí procurar que tus dudas expresadas no ayuden a fortalecer la idea de que lo que no se investiga no es útil o beneficioso, sino a seguir dudando o impulsar a investigar lo que no es rentable o lo que es difícil.

    Ayer me lo decía una madre, que acaba de iniciar la medicación para el tdah -metilfenidato OROS- con un niño de 10 años, que está repitiendo 4º de primaria porque tiene unas dificultades de comprensión muy grandes (en el cole no le hicieron ninguna evaluación, fue una decisión así a ojo de los profes malasesorando a la mamá, y así encontramos en la valoración que le hicimos “gracias estadística e investigación educativa!!” -no la defenestro pero sí la critico y mucho!) y el neurólogo, diciéndole “su hijo su único problema es que no entiende lo que lee, tiene un TDA secundario a esto” (yo también tengo un TDA secundario a lecturas en ruso o gaélico) “…y la medicación es una ayuda más para que pueda aprovechar más y mejor su tiempo”…

    …Me sorprendía cuando en mayo de 2011 escuchaba en un congreso de psiquiatras (de uno que hizo la actual -asesor externo- guía del ministerio GPC de TDAH) sobre el TDAH que la medicación mejoraba a los chavales con dislexia, autismo y síndrome de down y por tanto su querida investigación así lo demostraba (nos ofreció decenas de estudios de investigación -muchos una mierda de estudios, pero otros más disfrazados- para justificar su medicación a todo problema de atención sea cual sea la causa…)

    Y después nos llevamos las manos a la cabeza cuando nos enteramos que Armstrong tomaba no se qué y que gracias a eso ganó 7 Tours de Francia… joder, si no era bueno, que se dedicara a otra cosa, no?? pensamos todos….

    Lo mismo pienso con estos chicos que te cuento, al que medican y al que crucifican con ecuaciones, juglares y demás, joder!, que les expliquen otras cosas, no?? Especialmente porque hay un montón de cosas que quieren aprender, otro montón de cosas que saben hacer y hacen bien, y otro montón de cosas que si las trabajaran le sería de gran beneficio en su futuro personal, laboral, social… llámale inteligencias múltiples, llámale talentos, llámale habilidades, aptitudes. destrezas, cosas que hace bien…

    El caso es que serían chicos felices, cosa que ahora, ni lo son, ni están en el camino de serlo a corto o medio plazo… estamos trabajando para que sea así a largo plazo.

    Una triste realidad que no cabe ni recogen las estadísticas, por lo menos, no de manera descriptiva e individualizada más allá del frío número que no explica todo lo que hay detrás…

    Nadie nos dice que en ese lado más izquierdo de la campana de gauss hay un abuso sexual temprano crónico, negligencia continuada, historias familiares que ponen los pelos de punta, o más suavemente en el otro polo del continuo, problemas educativos o parentales desde los 3 años que no fueron ni detectados ni bien atendidos (está claro que no se puede atender lo que no se detecta!)… y eso es lo que me falta de la investigación… la parte real y cualitativa que me ayuda a entender esos fríos números que nadie quiere atender, o no sabe como hacerlo…

    Confío en haberme explicado,

    Un saludo y gracias por tus esfuerzos y tus duaas -soy crítico pero intento no demonizar y construir más que destruir-

    Eduardo

  3. eDuarDo

    Te dejo unos videos sobre un modelo educativo que se ajusta a lo que te hablo, es de una escuela experimental de Tui, que lleva la friolera de 40 años demostrando que otra escuela es posible (y con más mérito ellos porque es el centro donde acaba “lo mejor de cada casa” y que en ningún otro colegio soportan, además de incluir y trabajar con chicos con dis_tintas_capacidades… lo que eleva el mérito y sobredemuestra que otro sistema, no solo es posible, sino que es necesario, la única vía real)

    http://vimeo.com/68302242

    Cualquiera de los 6 videos que hay permite ver que hay realidades educativas reales y vivas que son la única salida -por lo menos hasta que la escuela clásica los libere de sus cadenas- a tanto fracaso escolar, tanta dificultad de aprendizaje y tanta insatisfacción educativa y formativa…

    Confío en que los disfrutes,

    Saludos,

    • Gracias, Eduardo:
      No conocía esta escuela y veré los vídeos con mucho gusto. ¿Has visto la entrada de esta semana?

      http://clbe.wordpress.com/2014/02/25/las-mejores-y-las-peores-intervenciones-para-mejorar-el-rendimiento-escolar/

      La investigación no es un estudio que dice tal o un estudio que dice cual. Tiene más que ver con desarrollar el conocimiento, o transformar los datos en información fiable que, en este caso, permita tomar decisiones.

      • eDuarDo

        Muy interesante Juan la nueva entrada, y muy reveladora. Gracias por compartirla, será un estímulo y argumento más para ayudar a los profes a ayudar a los chicos con dificultades.

        Te dejo alguna bibliografía sobre esta escuela, la más conocida es la de Santiago Molina donde les dedican un capítulo en su libro “Escuelas sin fracasos”

        CONTRERAS, D (2002): Vivir O Pelouro. Cuadernos de Pedagogia

        http://blogs.ua.es/psicologiaeducacio/files/2011/11/O-Pelouro.pdf

        KOCH, G. (1996); Practicas en innovacion. Experiencias en el Pelouro. En Adaxe

        Masa, G.; Alonso, V. (2007); El Pelouro: una realidad integradora. Papeles Salmantinos de Educación -Núm. 9, 2007- Facultad de CC. de la Educación, Universidad Pontificia de Salamanca

        Molina Garcia, S. (1997); O Pelouro. En Escuelas sin fracasos: prevencion del fracaso escolar desde la pedagogia interactiva. Aljibe

        UBEIRA, T. y RODRÍGUEZ DE LLAUDER, J. (1983). La vida en el Pelouro: Un
        mundo para niños. Cuadernos de pedagogía, 107, 57-60.

        UBEIRA, T. y RODRÍGUEZ DE LLAUDER, J. (1984). Hacia la integración.
        Cuadernos de Pedagogía, 120, 37-43.

        UBEIRA, T. y RODRÍGUEZ DE LLAUDER, J. (2002). El Pelouro: centro educativo
        de integración. Sobre marginación e integración. Cuestiones de Infancia vol.6,
        145-150.

        Tambien en la Revista SIGLO Cero O Pelouro les hicieron algun monografico, se encuentra también en la red.

      • ¡Gracias por la bibliografía! Me has ahorrado un trabajo.

  4. eDuarDo

    Esta entrada me parece interesante:

    http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2013/05/05/inteligencias-multiples-en-el-aula/

    acabo de encontrar una especie de valoración sin mucho fundamento pero que podría ser un impulso para ello, la relación entre comprensión lectora e inteligencias múltiples

    http://inteligencialectora.blogspot.com.es/

    Me recuerda a lo que me dice la madre de una chica que tengo de 12 años con graves dificultades de aprendizaje, entre ellas la comprensión lectora. “todo lo que tenga que ver con animales lo recuerda, lo memoriza y lo entiende a la perfección”… y ya está descartada la causa actitudinal como explicativa al que podríamos llamar “efecto de la inteligencia múltiple”, que se refiere a aquel donde que toda información que contiene elementos (recogidos desde la teoría de las Inteligencias Múltiples) que permiten a mis destrezas una mayor facilidad de procesamiento, análisis y recuerdo de la información… se me ocurre así ahora…
    saludos!

    • Hola Eduardo.

      No acabo de entender el segundo enlace, quizá porque la entrada habla de una encuesta que luego no encuentro por ninguna parte.

      En comprensión lectora se olvida muchas veces que uno de los factores más importantes para la comprensión de un texto es el nivel de conocimientos que se tienen sobre el tema del texto, dicho con un ejemplo: no sería sorprendente que un minero con poca cultura entendiese mejor un texto técnico sobre la extracción del carbón que un catedrático de filología. Sencillamente tiene muchos conocimientos sobre minería.

      Hay mucha gente que no ha completado sus estudios obligatorios a la que le gusta leer novelas, que son textos que no suelen necesitar conocimientos técnicos especiales, sino, más bien, conocimientos sobre las personas, sus sentimientos, sus motivaciones o sus relaciones y conflictos. Las revistas del corazón también tienen una difusión enorme en España, lo que hace pensar que no sólo las leen personas que destacan en la inteligencia lingüística. También hay mucha gente que lee diariamente la prensa. Curiosamente, en las tablas del estilo de la que aparece en la primera entrada (y otras similares que he visto en este último curso) leer es una actividad que eligiría la gente con inteligencia lingüística, pero que practica mucha más gente, afortunadamente.

      Intuyo que la teoría de las inteligencias múltiples, o, al menos, la versión “light” que se está popularizando en educación, se estira y se encoge lo suficiente como para explicar eso y cualquier otro resultado o dato que contradiga sus predicciones (es decir, que con un poco de habilidad se puede predecir cualquier cosa basándose en la teoría).

      Sospecho que las cosas son bastante más complicadas: hay gente con buena capacidad lingüística pero serias dificultades para aprender a leer (dislexia), músicos con una excelente capacidad para percibir los tonos, pero bastante torpes con los ritmos, o al revés, biólogos que no seleccionan la basura para reciclarla,…

      Todo esto en el nivel de la teoría. En el de la práctica, si esto sirve para que los alumnos aprendan más o, simplemente para que no pierdan el interés y se desvinculen de lo escolar, bienvenido sea. Tampoco lo que hay ahora destaca por sus sólidos fundamentos empíricos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s